Connect with us

Burdas.cl

Cuando las leyes no protegen a las madres sociales, Caso Millaray Arellano

Nacional

Cuando las leyes no protegen a las madres sociales, Caso Millaray Arellano

Cuando las leyes no protegen a las madres sociales, Caso Millaray Arellano

Ya van a ser 10 meses que Millaray no a logrado ver a la hija que tuvo de común acuerdo, con su ex pareja con la que se unió por las leyes en un Acuerdo de Unión Civil. Esta última es la madre biológica de la menor de edad. 

“Aquí se invisibilizó la diversidad de las familias y lamentablemente en Chile aún no hay protección para las familias homomarentales”, hablan sus abogadas.

Foto LUN

Por lo tanto, según lo antes descrito, Millaray Arellano, es la mamá no biológica de la niña nacida en el año 2013 durante el acuerdo de unión civil. 

Luego de un procedimiento de inseminación exitoso, la mujer salió embarazada, y posteriormente nació de la niña. La pareja firmó un Acuerdo de Unión Civil y le pusieron el apellido de ambas.

Luego del término de la relación, Millaray Arellano y su ex pareja firmaron un acuerdo de relación directa, el cual estuvo visado por un tribunal, regulando además, el pago de alimentos.

Pero a poco andar su ex pareja (la madre biológica) decidió ir a Juzgado de Familia de Curicó para cortar todo vínculo que Millaray tenía con la niña, inclusive su apellido, lo que finalmente sucedió.

Sobre esto, AML Defensa de Mujeres, estudio privado creado por abogadas feministas especializadas en litigación con perspectiva de género y derechos humanos, sostienen que el tribunal y, posteriormente la Corte de Apelaciones “razonan sin tomar en cuenta el vínculo social que existe entre Millaray y la niña”.

“Aquí sólo se tomaron criterios biologicistas y no el interés superior de la niña. Además, no se reconoce la diversidad de las familias. En esa línea, creemos que el tribunal no fue capaz de entender cómo funciona un grupo familiar homoparental”, añadió Athiara Cristino, la abogada del caso.

La profesional luego continuó: “dejó a la niña y a la madre en una situación vulnerable, porque a esta última se le negó, por un tribunal y una corte, la relación con su hija y a ella, la relación con una de sus madres. Aquí se invisibilizó la diversidad de las familias y lamentablemente en Chile aún no hay protección para las familias homomarentales, ni hay reglas establecidas para lo que pasa cuando este tipo de pareja se separan”.

La defensa de Millaray presentó un recurso de casación ante la Corte Suprema, con la esperanza que el máximo tribunal dicte una nueva sentencia que restablezca el vínculo entre madre e hija.

Según Cristino, este recurso está basado en que las decisiones del tribunal y la Corte de Apelaciones “reprodujeron sesgos arbitrarios por el solo hecho de que Millaray es una mujer madre lesbiana. En Chile ningún tribunal termina el vínculo de un padre con sus hijos sólo porque una madre lo pide, incluso aunque él sea un papá deficiente o ausente. Esto solo se hace en situaciones extremas. Si ella hubiera sido hombre, jamás le habrían suspendido la relación directa y regular”.

“Lo que operó fue la visión de que Millaray no es la mamá legal (aunque sí la social) y eso es una reproducción de estereotipos, porque aquí ya existía una relación regulada y aprobada” indicó Cristino.

Esto constituiría diversas transgresiones a tratados internacionales ratificados por Chile, por lo que no se descarta llegar hasta la Corte Interamericana de ser necesario, sostienen las abogadas.

Somos la revista lésbica de Chile.

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Nacional

Otras Categorías

Arriba