Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

¿Y si nos embarazamos con el “Método ROPA”?

Vida y Salud

¿Y si nos embarazamos con el “Método ROPA”?

¿Y si nos embarazamos con el “Método ROPA”?

Tener hijos ha pasado a ser una posibilidad real en un proyecto de familia entre personas del mismo sexo: hoy en día, las mujeres lesbianas ya consolidan familias en todo el sentido de la palabra. Para poder concebir, existen varios métodos disponibles según las leyes de cada país y en Chile ya está disponible en algunas clínicas de fertilización (según se avisa en internet, pero estamos investigando esto con mayor profundidad).

Hoy hablaremos de uno bastante importante para nosotras, porque es uno en el que ambas tienen la oportunidad de participar de manera activa en el proceso, desde la concepción hasta la maternidad genética. Nos referimos al “Método ROPA” o dicho de otra forma “Recepción de ovocitos de la pareja”.

Este es un método que permite que dos mujeres compartan de forma activa el proceso del embarazo: una aportando los óvulos (madre donante) y la otra, el útero (madre gestante).

En el proceso (que corresponde a una fertilización in vitro como cualquier otra) la que aporta los óvulos, se somete a una estimulación hormonal y a una punción (extracción de ovocitos). Al mismo tiempo a la receptora se le da un tratamiento hormonal para preparar el endometrio antes de que se transfieran los embriones a su útero.

Los ovocitos extraídos son fertilizados con una muestra de semen de un donante que es elegido por la pareja libremente. Existen varios bancos de donantes en muchos países, en los que figura un registro tanto de las características físicas de los donantes como su historial médico familiar.

Luego de unos días desde la fertilización en laboratorio, se obtiene un número de blastocistos (embriones de 5 a 6 días) aptos para ser transferidos al útero de la madre gestante. La cantidad de embriones fecundados dependerá de muchos factores, pero es importante considerar que mientras más joven es la madre donante, mayores serán las probabilidades de obtener ovocitos de buena calidad y una mayor tasa de fertilización de los mismos.

La edad de la madre gestante no es tan determinante sobre las probabilidades de éxito como lo es la calidad de su útero, por lo que ésta no es una limitación para participar del proceso.

Luego de 12 a 15 días desde la transferencia de los blastocistos al útero de quien será la madre gestante –llamado período de beta espera- se hace la primera prueba de embarazo.

Es muy importante recalcar que el proceso, desde la extracción de los ovocitos hasta la transferencia de los blastocistos, no necesariamente debe ser realizado en el mismo momento. Estos se pueden “crio preservar” para cuando la pareja decida comenzar su camino hacia la maternidad. Por lo mismo, la recomendación es obtener los ovocitos lo antes posible (ojalá antes de los 35 años), así el día de mañana contarán con ovocitos de mejor calidad y no tendrán que absorber todo el impacto económico de una sola vez.

En España han sido pioneros en esta técnica y hoy las parejas cuentan con la opción de postular a una subvención del estado. ¿Será mucho soñar que algún día tendremos los mismos beneficios en Chile?

Somos la revista lésbica de Chile.

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Vida y Salud

Arriba