Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

Siempre hay una 1ra vez… Dani (2a parte)

Soy Lela

Siempre hay una 1ra vez… Dani (2a parte)

Siempre hay una 1ra vez… Dani (2a parte)

No alcancé a responderle cuando sentí sus pesadas manos empujándome. A la botella no le quedaba mucho, bebí de ella y cuando estuvo vacía la azoté contra una mesa, esta se rompió y la empuñé, amenazante.

―¡Vuelve a decir lo que dijiste, hijo de la gran puta…!

El hombre retrocedió, balbuceó una disculpa ininteligible, se alejó hasta que lo perdí de vista. La gente alrededor ni siquiera se inmutó.

―¿Qué se supone qué estás haciendo? ¿Qué derecho tienes tú de arruinar mi noche?

―Creo que tu noche ya te la arruinó alguien más. Sígueme.

La tomé del brazo y la saqué casi a la fuerza de ahí, la llevé al baño, estaba lleno, así que mejor la conduje hasta la salida. Me exigió que la soltara, pero estaba algo pasada de alcohol y era más menuda que yo, por lo que no me fue difícil llevármela hasta afuera.

―¿Y tú quién cresta eres? ¿Por qué me sacaste del pub? ¿Acaso pagaste tú mi entrada, estúpida?

―Mira, lo siento si te obligué a hacer algo que no querías, pero vi que no estás bien y ese sujeto se estaba aprovechando de ti…

―¿Y a ti qué mierda te importa? ¿A quién le importa lo que pase conmigo? ¡Quizá yo quería que lo hiciera!

―¿Que hiciera qué?

―Que se aprovechara de mí.

―No sabes lo que estás diciendo…

―Vine para olvidarme de todo, necesitaba unos brazos que me cobijaran, unos labios que me besaran… una persona, cualquiera, que me hiciera sentir que valgo algo, aunque fuera por un mo…

La interrumpí con un beso en la boca, un prolongado y forzado beso que poco a poco dejó de ser forzado. Me aparté y la tomé de los hombros.

―¿Eso era lo que habías venido a buscar?

Ella agachó la cabeza.

―¡Responde!

Cuando levantó su rostro vi que estaba llorando.

―Necesitaba eso de cualquiera, menos de alguien como tú…

Se zafó de mí con violencia, se limpió la boca con el dorso de una de sus manos y se fue. No quise seguirla, no después de lo que me había dicho.

El guardia de la puerta salió y me preguntó si yo era amiga de ella, supuse que había presenciado la escena y me sonrojé. Le pregunté que qué necesitaba y me entregó una billetera. Se le había caído en la pista de baile y, por extraño que sea, alguien la había devuelto. Cuando la abrí supe que lo habían hecho porque no tenía nada de valor, o quizá ya lo habían sacado. En fin, solo encontré una credencial de identidad falsa, unas fotos tamaño carné, algunas boletas y… un pase escolar. Era el único documento que tenía sus verdaderos datos, la de la foto era ella. Corrí intentando alcanzarla, pero la había perdido de vista. Resignada, me fui a mi casa.

Al otro día hablé con Sofía y le conté lo que había pasado, la culpé por haberme dejado sola y ella solo atinó a decir que saliéramos de nuevo, esa misma tarde, le dije que iba a pensarlo.

Había ido a trabajar en mi motocicleta ese día, tenía que ir a la universidad indicada en la credencial de la chica, se llamaba Abigail, para devolverle su billetera o dejarla en algún lugar ahí.

Cuando dieron las seis, le dije a mi amiga que iría a dejar los documentos y que dejáramos la salida para otro día. Me miró algo fastidiada, luego miró la moto.

―En todo caso no ibas a poder tomarte ni un trago, andas manejando.

―Pero puedo pasar a dejar la moto a la casa…

―Y demorarte un siglo en volver… no, anda nomás. Cuídate, mañana nos vemos.

Era jueves, la semana estaba por terminar, por fin. Me puse el casco, subí a mi vehículo y me dirigí a la universidad de la chica. No estaba muy lejos.

Cuando llegué, me sentí sumamente extraña, la universidad era enorme y hermosa. “Quizá el año siguiente voy a estudiar aquí mismo”, pensé. Fui hasta la biblioteca, era enorme, en busca de indicaciones. La señora del mesón me indicó que estaba por cerrar y que a ella no le correspondía recepcionar esas cosas.

―Vieja bruja ―murmuré al salir.

(…CONTINUARÁ)

"Amante de las letras, los misterios de la noche y los gatos. Romántica por esencia, pasional por instinto. Enamorada de su primer amor..."

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Soy Lela

  • Soy Lela

    Recuerdo de verano

    Por

    No recordaba cuándo habíamos llegado, pero no me quejé ni pregunté. Amaba el mar, las olas...

  • Soy Lela

    Sólo una vez…

    Por

    Es ingenuo y estúpido de mi parte detenerme unos segundos en cada estación de metro en...

Arriba