Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

Lo bello de lo diferente: Fuera los estereotipos

Soy Lela

Lo bello de lo diferente: Fuera los estereotipos

Lo bello de lo diferente: Fuera los estereotipos

La sociedad en la que vivimos cambia constantemente y a ritmos muchas veces frenéticos, pero algunas cosas no se transforman como nos gustaría. Todavía en el siglo XXI hay xenofobia, racismo, homofobia y fascismo.

Es increíble cómo se demoran menos en sacar un nuevo modelo de iphone que en aprender a tratar mejor a las personas. Esto implica que los valores llamados “tradicionales” (o sea que un número no menor de personas comparten) aún son muchísimo más conservadores de lo que quisiéramos.
Es posible que una causa importante de que las cosas sean así sea la iglesia católica y su fuerte influencia en lo político, educativo y social de este país. Debido a la presión externa que sentimos por “encajar” y a las acciones normalizadoras del entorno -cómo sugerirte elegir un vestido y no pantalón- es que adoptamos formas de ser, vestir, actuar, sentir, pensar y relacionarnos que quizás no son las que más nos acomodan. Nos forzamos a ser un poco menos nosotros para evitarnos ese comentario, esa mirada reprochadora o tener que dar una explicación innecesaria.

Podemos vivir en este estado mucho tiempo y “surfear la ola” que va del malestar al confort pero eso no nos va a llevar al progreso. Hay una responsabilidad social en intentar salir de esos actos. Puede que tú seas la primera lesbiana de tu empresa y que tus jefes/compañeres se den cuenta que su manera de pensar era solo prejuicio. Puede que esa amiga entienda que eres la misma que eras antes de salir del closet y que sus ideas de las lesbianas estaban erradas.

Muchas personas tienen en su mente una idea estereotipada de cómo son las disidencias sexuales y eso es debido a que se quedan con lo único que conocen: lo que oyen de gente que probablemente no conoce lo que dice. En el caso de las lesbianas el prejuicio es ser masculina o feminista con muchos pelos. No digo que eso tenga algo de malo pero habemos tantos tipos de lesbianas como lesbianas en el mundo y no podemos reducirnos a dos prejuicios vacíos. Cuando te muestras como eres, ayudas a hacer visible lo que eres. Una persona en tu misma situación puede inspirarse contigo y atreverse a ser sí mismx también.

Ver que otrx hizo lo que temes hacer y no le salió tan mal da esperanza y motiva. Además, vivir ocultando una parte de ti es agotador. Te podría prometer que dejarla salir es quitarse un peso de encima. Tenemos mucho miedo de perder a quienes amamos, de perder un puesto de trabajo o unx amigx. Tanto, que no nos damos cuenta de que si nos van a querer por algo que no somos, es mejor que no nos quieran! Quien te ama lo hace en cualquier versión de ti y no se va porque cambies tu forma de hablar, vestir o a quien amar. Si muchxs nos animamos a ser nosotrxs, quienes aún no se animan pueden mirar a su alrededor y ver que hay muchxs ovejas multicolores dando vueltas y que se puede, que a diferencia de otras décadas hoy podemos ser diferentes y salir con vida del proceso y a eso tenemos que apuntar.

Hagamos ruido que de a unx vamos a ir despertando y un día seremos tantxs que no nos van a poder ignorar más.

22 años. Escritora lesbofeminista desde los 13, estudiante de psicología de tercer año en UAHC, amante de la libertad de expresión y la diversidad.

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Soy Lela

Arriba