Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

FAE Trans Web: Traspasando los limites del Placer

Panoramas

FAE Trans Web: Traspasando los limites del Placer

FAE Trans Web: Traspasando los limites del Placer

Para una mejor teletransportación puedes iniciar el viaje con esta canción.

Día número XXX. Todo se inicia en el reflejo del espejo. Me travisto. Encarno la desconstrucción de un huaso bruto, cibernético, trans. Camisa cuadrillé y la chupalla desempolvada de mi abuelo es el inicio del sacrilegio en plano San Fernando, sexta región, ciudad natal. Lo que prosigue es un tour por la cocina, destapar y proveerme de alcohol. Me encierro en mi pieza de púber intacta. Enciendo todo el neón: voy a sumergirme en lo más profundo de la web, el sitio perfecto para todo aquel que fantasea con el deep. Son las 22 en punto y le hago click a las coordenadas Zoom. Me adjunto en una sala de espera blanca e infinita. Una voz robótica metálica me da la bienvenida, me reprograma, me vuelve un holograma v a p o r w a d e. Estoy adentro de FAE, otra vez.

Dj Leonor Baesler la da play al electro sex. Cada ventana es la entrada a un mundo deseoso y diferente: máscaras, bailes sensuales, juegos de rol se dejan entrever a todo color. La pantalla principal va guiando el viaje  y te comparte cada vez que subes de nivel.  Yo de a poco voy mordiendo la manzana. Quedé de encontrarme con alguien en este universo sexual. La princesa dirty del videojuego me cede sólo una vida para descifrarla y encontrarla entre todo el mar de seres encendidos. Deslizo el dedo de izquierda a derecha alimentándome de tanto fuego hasta pillarla. Es un juego excitante. Ahí, prisionera de una pantalla atrapo a la sumisa Black Bunny. Lleva unas orejas al estilo MK Ultra y me siento en el fondo de mi propia conspiración.

Simultáneamente Mistress Noelia es cargada en primer plano. Enfundada en látex moja la transmisión. La diosa del pla/ser esta acompañada por su gatito Mass quién está listo para ser sometido. Todo comienza con caricias y ronroneos. Mistress coge un plato y se derrama leche por las piernas, el minino lame, se come los pies de su ama, termina su blanco líquido y se prepara para el Spank  adictivo que suena y resuena por los altoparlantes. El felino nos ofrenda la imagen de su culo desnudo, escupido y encendido de rojo. Pronto comenzará  a meterse en la boca el dildo de su Dom… queremos más, empezamos a rozar el límite de la cyber realidad. Hay flashes de Rodrigo Lather dándole con la fusta a su perro encuerado y todo se vuelve más irreal, una especie de sueño húmedo comunitario, me transporto a ese sitio real invisible que te regala secretamente el internet, una peligrosa sensación 5G. Comienzo a bailar frente a la pantalla de mi celular, todo el Tabú se descarga en mi nube: Dominación, sexo a contraluz, pestañas incógnitas que lo consumen todo. Black Bunny corre entre la virtualidad, me incita a pillarla, cuando llego a su imagen y sabe que estoy ahí comienza a bailarme y a recorrerse ante la pantalla. Se gana la titularidad entre todas las miradas, Me tiene ardiendo, Agarro mi cuerda de saltar y comienzo a jugar, me transformo en un gif de jinete, la excitación sube y comienzo a darme autolatigazos, me siento fuerte, estoy duro, el dolor solo logra provocarme una respiración entrecortada, la carne se aviva y luego viene ese calor intenso que te vuelve inmortal. Soy retwitteado y compartido, parte de ese mágico algoritmo. El anfitrión panóptico nos vigila. El lente nos abraza, nos filma, la conexión nos posee, somos el new porno. Una orgía expansiva, un orgasmo electrónico disponible que rota como estrellas rojas.

Foto facilitada por Mistress Noelia y Mass

Co-Habito tantos lugares. En mi cuerpo despierto, en la transmisión sudorosa y en el chat caliente privado. Escribo sucio y puedo ver en tiempo real la reacción de Black Bunny que se muerde la boca mientras nos escribimos. La Balmanica es seleccionada por la cámara madre, lleva la sobriedad y elegancia que la caracteriza, esa belleza androide, vitrina de instagram. Su virus es una pausa que se contagia, nos vuelve contemplativos. Le acompaña una especie de elfo del infierno que posee de sexo una calavera de cabra, tal agua en ebullición comienza la preparación, El elfo se masturba los cuernos, la simbología es fuego puro, el ritual pagano toma forma y pronto las erecciones se desnudan. La Balmanica esta chupando pico en cadena nacional. La FAE ha sobrepasado sus propios límites y es una utopía hermosa.

La música vuelve a explotar. Soy un bot sobrecalentado,  borracho, pandémico y apocalíptico. En el canal principal, enfoque de unos muslos masajeados que son perforados por unos ganchos. La imagen es limpia, vemos entrar el metal en la carne y la sangre se asoma. El cuerpo faenado lleno de tranquilidad es suspendido en el aire por unas cadenas. Son  María Percances y La Chakala tributando lo más gore de la noche. Me hundo en mi cama, son cerca de las 1, hora de término, pero nadie puede parar. Sigo en mi éxtasis neo sex romantic, todo esto es mejor que 100 nudes entrando en simultáneo a mi DM.

La voz metálica vuelva a aparecer cerca de las 2 am, nos hemos pasado una hora pero no regala 10 minutos finales que se convierten en caída libre, inhalación de poppers, mujeres cocodrilo y muchas cosas más pueden verse de reojo. Black Bunny me pide permiso para bailarme y tocarse en cámara. Me encanta. Le digo que sí y se mueve para mi sumergida en el under. Su coqueteo transhumanista me sobrepasa la piel y comienzo a masturbarme en el refugio de la luz azul. Se lo confieso y dice que quiere verme mientras me regala sus tetas hinchadas en full HD, yo enciendo la luz y le ofrendo una paja gloriosa, tan gloriosa que se gana el plano principal. Mi pantalón se mueve frenético pal mundo. Acabo psicomágicamente con el término de la música. Se liberan los micrófonos como si fueran las luces del fin.  

Y yo me teletransporto a un after para dos.

Dramaturga

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Panoramas

Arriba