Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

El arte del Des-Aprendizaje

Vida y Salud

El arte del Des-Aprendizaje

El arte del Des-Aprendizaje

“Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección.” Francis Picabia.

De la mano de Mailen Ema Sofía, te invitamos a viajar por una linea de notas que abordarán temas diversos pero nuestros, que en algún momento debemos conversar, debatir, pensar, actuar, por la importancia que tienen para cada un@, sobre todo en estos días. Atención!

Si estás leyendo este artículo, es porque has superado exitosamente diversos procesos de aprendizaje que te llevaron al punto de unir símbolos creados hace muchos miles de años atrás, para poder hoy, absorber información y desarrollar conocimientos. Símbolos que conocemos con el nombre de letras, letras que nos han permitido escribir historias, pensamientos y transmitir sapiencias.

El proceso del aprendizaje es inherente a nuestra existencia, pues permite adaptarnos a un medio e incluso sacar ventaja de él. Lo vivenciamos desde el nacimiento y lo experimentamos con todos los sentidos que poseemos, con algunos más y con otros menos, pero básicamente están todos a disposición de adquirir habilidades y percibir el entorno. Por otro lado, nuestro cerebro es capaz de recibir, interpretar, almacenar y utilizar como mejor le convenga esta información, para construir las bases de nuestro mundo interior y así, evaluar y responder al mundo exterior.

Todo tiene que ver con los conocimientos y destrezas que desarrollamos a través de la resolución de problemas, la observación, el estudio o una de las formas más comúnmente usada; la instrucción. De cualquier forma, el aprendizaje no es lineal ni genérico, se presenta distinto en cada persona siendo más significativo y profundo entre mayor motivación e interés exista sobre el tema, aún así, tenemos la capacidad de adecuarnos a las experiencias y producir respuestas acordes a ellas, por lo que podemos aprender cosas que no nos interesan, no nos gustan o no nos hacen bien. 

Por otro lado, el desaprendizaje es un concepto más reciente que se ha ido instaurando en estos tiempos revolucionados, donde nos vemos incitados a cuestionamos sobre la forma que hemos construido esta sociedad, cuales son sus bases y la herencia cultural que nos otorga. Permitiéndonos generar un pensamiento crítico respecto a lo que se nos ha presentado como “realidad y conocimiento”. Un ejemplo matemático en este punto, puede ser que 2 + 2 no siempre son 4, a pesar de que así lo aprendimos en el colegio y que pareciera ser una verdad irrefutable, pero resulta que existen otros universos de esa misma matemática que nos demuestran que eso es posible, como en el mundo de los códigos finitos y binarios. Todo dependerá de con que lupa estemos mirando la situación, porque el tema principal con el desaprendizaje es el pensamiento crítico, que nos induce a replantearnos lo que sabemos, de donde lo sacamos y con que fin se nos enseño, por ende, es un proceso de reflexión profunda sobre lo que nos parece lógico, coherente y verdadero, entendiendo que todos son conceptos abstractos que deben cuestionarse cada tanto.

Desaprender es un doble esfuerzo que si o si, requiere de una motivación personal que te impulse a querer cambiar, porque implica reformular y resignificar una información que ya estaba instaurada, y además reconstruir su contenido, modificando nuestra visión o reacción frente a esta. Básicamente son muchos re re re de re-estructurar lo que estaba mal cimentado o que simplemente no calzaba con nuestra experiencia personal y que, durante el transcurso de generar la propia perspectiva, nos vamos dando cuenta de que tenemos hábitos que no nos son propios, que hemos adquirido conocimientos errados o adoptado comportamientos nocivos.

Esto no quiere decir que debas borrar todo lo aprendido u olvidar las enseñanzas que sientes obsoletas, es más bien desarrollar la capacidad de analizar de donde vienen los preceptos por los que te guías, dudando de lo que das por sentado, permitiéndote observar desde distintas perspectivas, dejando que el conocimiento se transforme acorde a lo necesario. Aceptando que no somos poseedores de ninguna verdad absoluta y que lo que ignoramos siempre será mayor de lo que sabemos, por lo que el proceso de aprender/desaprender puede ser eterno si así lo deseamos, en lo que dure nuestra efímera existencia.

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer, o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender” Alvin Toffler.


Somos la revista lésbica de Chile.

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Vida y Salud

Arriba