Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

Cuando el abuso te toca, te manosea, te filma. NO MÁS!

Nacional

Cuando el abuso te toca, te manosea, te filma. NO MÁS!

Cuando el abuso te toca, te manosea, te filma. NO MÁS!

“…al darme vuelta había un “hombre”, un tipo con la cámara de su celular metida debajo de mi falda, a tal punto fue su descaro que lo increpe, le grite con fuerzas: Me estas grabando CTM!…”

Es increíble como cada día los casos por acosos a mujeres, trans y niñas, se están visibilizando cada vez más. Hoy muchas nos atrevemos a alzar la voz y acusar de frente a estos criminales abusadores, pero creemos que aún falta, NO TENEMOS por qué permitir que ninguna de nosotras, heterosexuales, bisexuales, lesbianas y trans, sea abusada y vulnerada en sus derechos sólo por cómo se viste, por como luce, por ser débil, por ser pequeña, por ser mujer. NO MÁS, NO MÁS!

Ya no nos da risa, ya no queremos vivir con miedo, ya no queremos estar preocupadas esperando que nuestras amigas avisen que llegaron bien a casa. ¿Cómo puede ser posible que casi todas, si no es que TODAS hayamos tenido una experiencia con algún hombre que no puede controlar sus instintos, su enfermedad? Hoy, a una amiga personal de esta redactora, le pasó algo tan impactante que la mujer fuerte que nadie podía pasar a llevar que yo creía que era, la quebró, la derrumbó la angustia de vivir y tener que estar preparada para algo que NO QUEREMOS. Te dejamos el siguiente testimonio, el de la valiente Claudia. Queremos más testimonios como este, queremos que los sequen en la cárcel o por último asustarlos. Hoy desde BURDAS.CL decimos #NOMASABUSOS #CARCELALOSDEGENERADOS.

Viernes 10 de Noviembre

Hoy salí de casa con mi hija a la hora perfecta para llegar bien al trabajo y ella al colegio, salí como me gusta estar siempre, arreglada, y como el calor anunciado para toda la semana lo ameritaba, me puse un vestido. Cuando llegamos al paradero, lo primero que vivimos fué ver pasar a un camión con 2 tipos gritando piropos groseros (más allá de ser un halago, lo primero que pienso es en lo fuerte que es que mi mi hija mire esto con rostro de “pfffff enfermos, nunca han visto una mujer con vestido”) y va más allá de ser arrogante, porque si se veía lindo o no, si el vestido es largo o corto, son gritos que no se quieren oír, porque no cabe en cabeza que mierda tienen cuando no piensan que les pueden hacer sentir la misma repulsión a sus hijas, esposas, madres… son una vergüenza.

En la micro, nos sentamos y lo primero son las miradas lascivas de los hombres. También habían muchas más mujeres, pero la única con vestido era yo, con uno largo, que si bien no es corto, a mi me hace sentir cómoda y punto. Las miradas de las mujeres no son menores, unas escanean de pies a cabeza con gestos de desapruebo, que a estas alturas, a mis 39 años me da lo mismo; lo que apena es que mi hija tenga que presenciar la poca empatía entre nosotras mismas… Será que sólo a mi me pasa, pero ver una mujer con algo que la hace sentir cómoda, me alegra, más allá si dicen que hace el ridículo o se las da de “joven”, da igual, somos mujeres y debemos apoyarnos, creo yo.

Pero MUJER donde entres o hasta cuando subas a una micro, hay que hacerlo con cara muy seria para que dejen de mirarte así, con temor a sonreír porque pueden confundir eso con un coqueteo…será que yo estoy a la defensiva por temor a que mi hija en adolescencia tenga que privarse de usar lo que quiera, vestir como le guste, sonreír por sonreír… Me da mucho miedo que la ofendan, vulneren o maltraten! (suspiro mientras escribo esto).
Cuando ya nos teníamos que separar, ignorando toda esta tontera que me pasó por la cabeza y deseándole un buen día, la abrazo, la beso, le acaricio el pelo, le pido que se vaya conmigo a la oficina mientras ella lucha por zafarse de mis brazos (de los cariños de mamá) y de las miles de recomendaciones: No vayas sola al paradero, no te vaya atrás en la micro, ten cuidado camino a casa, te amo, te amo, te amo… y no permitas que nadie te haga daño. Esta última frase creo que tendré que agregar si seguimos así en esta sociedad.
En el metro, me dispongo a subir, no se si era un presentimiento de lo que venía, pero sentía las miradas, y ya no era sólo a mi, sino a más mujeres, con faldas, vestidos, short, calzas, petos, poleras ajustadas, más livianas, transparentes uff, toda la ropa que se espera usar en “días como este”, debía llegar a metro Moneda, por lo tanto las combinaciones respectivas en Vicente Valdés y luego a Baquedano, entre el celular y los mensajes de las amigas por el lindo día, las que se quedaron dormidas y cosas varias, subí a la escalera mecánica en dirección a San Pablo.

“…corrí con tacos, más fuerte que nunca, corrí con rabia porque sabía que si no lo hacía, habría otra víctima en la siguiente estación, corrí y grite más fuerte hasta ser oída, más que por ataque de histeria, grité porque ese asqueroso debía ser detenido…”

A mitad de las escaleras siento alguien muy cerca de mi, no le di importancia hasta que sentí un roce en mi pierna, un roce mínimo que se podía hasta confundir con las tiras del bolso que traías, pero NO, al darme vuelta había un “hombre”, un tipo con la cámara de su celular metida debajo de mi falda, a tal punto fue su descaro que lo increpe, le grite con fuerzas: Me estas grabando CTM! Me responde: “Quien te va a grabar a ti?!” Mi vista se nubló de rabia, más allá del ninguneo, más allá de eso, es que asumen que “una es weona”, lo asumen porque si nos dicen un piropo obsceno no decimos nada, porque nos comparan con tipos de ideal de mujer sumisa con harto culo, harta teta, y cintura de avispa, no nos dejan usar ni siquiera un vestido escotado porque no tienen la capacidad de mirar a los ojos… NOOOO! Yo no soy weona. Le quité el celular, pero me lo quito de nuevo. Entonces con tacos y todo lo perseguí, las mujeres a mi alrededor, sólo miraban, SÓLO MIRABAN! ¿Por qué? Si veo a una en apuros le tiendo una mano, le ofrezco ayuda. Muchas han visto que mi actuar no queda inadvertido. Esperé la ayuda, la empatía de UNA SOLA MUJER y nada….no de un hombre, porque no todos piensan igual, pero en ese momento que grité, me miraban con risas en sus rostros, se burlaban con la frasecita “otra loca de mierda”, “más el escándalo, si ni la tocó” y la frase mas asquerosa: “ella se lo busco por vestirse asi”!
Le grité, lo insulté, lo seguí, hasta que llegaron “2 guardianas” (mujeres maravillosas que no dudaron ni un minuto al escuchar mis gritos de ayuda) y luego se sumo un guardia del metro. Corrimos tras él hasta que lo alcanzamos, corrí con tacos, más fuerte que nunca, corrí con rabia porque sabía que si no lo hacía, habría otra víctima en la siguiente estación, corrí y grite más fuerte hasta ser oída, más que por ataque de histeria, grité porque ese asqueroso debía ser detenido, justo a tiempo en el vagón con dirección a Los Dominicos, lo agarran, y mi me toman para alejarme de él, lo alejaron de mis manos, de mi enojo, de mi repudio… es tan distinto cuando le pasa a otros y todos en redes sociales o por otros medios empatizan, pero estar en ese momento es otra cosa.

“…eran muchas más, habían niñas, niñas pequeñas!, niñas que no se defendieron, niñas que callaron por miedo, por vergüenza, niñas que no les dijeron en casa que gritaran tan fuerte como lo hice yo…”

Cuando pude le grité: cerdo, asqueroso, que mierda tienes en esa cabeza enferma? Tienes caca? Le grité, para que me mirara, que recordara mi cara, la cara de la tipa que no le aguanto un acto tan simple como grabar bajo la falda. Porque no grabó cualquier cosa, grabó mi cuerpo SIN MI CONSENTIMIENTO! Le grite más fuerte, lo insulte mientras veía como este asqueroso ser se reducía, se minimizaba, se iba encogiendo, no me daba la cara, se escondía.

Luego de todo lo que insulte, lo dejaron en el calabozo, lo denuncié. Les pedí el celular, quería que vieran lo que tenía y que rescataran lo que pudo haber borrado.

Uno de ellos logra desbloquearlo, efectivamente estaba el video que hizo de mi, pero no era sólo yo, eran muchas más, habían niñas, niñas pequeñas!, niñas que no se defendieron, niñas que callaron por miedo, por vergüenza, niñas que no les dijeron en casa que gritaran tan fuerte como lo hice yo. Mis ganas de vomitar de asco, de llorar de rabia y frustración al ver que mi hija está tan indefensa como esas niñas en los videos de ese pervertido, me hacían arder la cara, que mis lágrimas cayeran sin el más mínimo esfuerzo, me hicieron empuñar las manos y querer sacar la voz más ahora que nunca. Este sucio degenerado mide aproximadamente 1.65, peso aprox de 75 kilos, de lentes ópticos, pelo negro, pantalón de tela, chaqueta de polar, mochila negra y cara de no matar ni una mosca. Cualquiera pudo haber sido! Pero fue él…

Con impotencia tenía claro que lo podían soltar hoy mismo, pero para mi alegría tenía causas pendientes por el mismo delito. lo pasaron a control de detención y esperando que quede con prisión preventiva, que todo conjugue para que este WEON no ponga un pie en la calle por algunos días, para librarnos de esta lacra. Tengo claro que siempre habrán otros, pero con uno menos de a poco conseguimos estar menos expuestas.
La idea es que entiendan todo lo que a pasado en mi cabeza hasta ahora, desde maneras como vengarme, ver si consigo su dirección o que si queda preso poder avisar adentro que es un sucio degenerado, pero se que no es la solución más allá de darle un castigo. Hoy les pedí a mis cercanos en general que críen mujeres valientes, que críen varones con valores y respeto, que crien con amor, que saquen de sus cabezas que al pasar estas cosas digan: “es que pasa siempre” esto no debe pasar NUNCA….así de simple “NUNCA”, no deben dejar que estas conductas se vean como “normales” porque NO LO SON.

Amig@s, cuidémonos….seamos menos egoístas y mas empáticos, veamos por el otro cuando está en apuros, en vez de preocuparnos las mujeres y hombres en mirar si se ve bien o mal o muestra mucho o poco, veamos que esa persona se siente bien con lo que viste y usa. Que mi escote NO TE AUTORIZA A TOCARME UN SENO, o mi minifalda a grabarme o tocarme, yo no ando por la vida agarrando el trasero o paquete de algún tipo porque le encontre rico perfume. NO MÁS! Dejemos de cubrir estos actos, porque sin mi aprobación ES VIOLENCIA, VIOLACIÓN, ABUSO, VULNERACIÓN DE MI CUERPO.

<Sólo pido empatía… Este mundo sería tan distinto si miráramos un poco más para el lado.
Hoy me sentí sola, más sola que nunca, enrabiada y por 1 solo animal… porque tengo claro que no todos son así, a la salida de la comisaría, estaban los guardias que me ayudaron, los carabineros que me calmaron y contuvieron y mi compañero de trabajo. Que yo me vea siempre firme no quiere decir que no necesite de ellos, pero con amor y respeto.” Claudia Andrea delgado Valderas.-

Tenemos todos los datos del hombre en cuestión, pero no lo sacaremos a la luz hasta que la causa se lleve adelante y podamos mostrar su rostro.

Luego de este descarnado relato, queremos que todas hablen, que todas griten, porque no está bien, porque tu cuerpo es tu cuerpo, no de quien quiera tocarte. #NOMASABUSOS #CARCELALOSDEGENERADOS

Editora de contenidos y redactora de burdas.cl

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Nacional

Arriba