Copa Menstrual: La solución de todo

Hace un mini rato atrás, salí con una chica, una mujer en realidad, pero en fin, en una de las múltiples ocasiones que estuvo en mi depa, le llegó la nunca bien ponderada “regla” y yo super urgida, le dije que no tenía ni tohallitas ni tampones en ese momento, mientras buscaba como loca alguno rezagado. Me dijo que no preocupara, que tenía “su copita” y se metió al baño.

Me quedé pensando y bueno, luego me explicó el asuntillo.

Tiempo después, sentada con amigas se volvió a repetir el nombre y ahora entiendo por qué muchas de nosotras tomamos esta opción ecológica, económica, práctica y fácil de usar.

Les cuento…

Una copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación, con el fin de depositar el flujo menstrual. Al contrario de los tampones y las tohallitas higiénicas, la copa menstrual no absorbe la sangre, en realidad el liquido queda contenido en su interior hasta que se extrae de la copa y se deshecha.

Es un dispositivo reutilizable para la higiene íntima. Hay varios modelos disponibles en el mercado y de distintos materiales (látex, silicona o plástico quirúrgico), puede requetecontra reutilizarse durante 10 años.

Se inserta doblada (por las bondades del material, tu puedes acomodarla como quieras para insertarla)

  La puedes usar en cualquier momento del mes, incluso si no tienes la regla aun, en el caso de las principiantes. Así aprendes a usarla bien y acomodar tu cuerpo a la sensación. Si te la pones cerca de la fecha, puede ser que se adelante un poco el periodo por la leve succión que esta hace al estar en el interior.

No requiere vaciarse a cada rato o cambiarse como los otros dispositivos, su capacidad es de 30 ml, por lo tanto la puedes usar durante 12 hrs. seguidas aprox.

Al final del ciclo, a parte de lavar muy fácilmente con agua y jabón, la esterilizas con agua hirviendo durante 5 a 10 minutos antes de guardarla en su estuche para el siguiente mes.

Ventajas:

Evita infecciones: La silicona es inerte, como el cristal, no es un lugar para que los gérmenes sobrevivan.

Económica: Sólo hay un costo inicial, superior a tampones y tohallitas, pero se recupera el costo en 3 meses. Dura 10 años!

Seguridad: Puedes hacer el ejercicio que quieras, desde nadar hasta andar a caballo, atletismo, lo que quieras, nada pasará.

Cómoda: La puedes usar toda la noche, no importa en que día estás, no pasará nada.

Ecológica: No contamina nada, incluso, permite devolver la sangre a la tierra porque no es un desecho tóxico.

Saber: Sabrás sobre tu anatomía. Y también sabrás cómo manejar tu menstruación, durante 10 años.

Es genial porque no produce ningún tipo de daño físico, no tiene bordes filosos ni duros. Lo siguiente es que la pruebes, si eres meticulosa con tu cuidado personal, esto será mágico, porque… no pasa nada 😉

Descubrí otra cosa con la chica que salí, pero eso tendrán que averiguarlo ustedes…

Acerca de Cheims 197 Artículos
Editora de contenidos y redactora de burdas.cl

Sé la primera en comentar