Connect with us

Burdas.cl

Burdas.cl

Algo de mi… Adiós Camilo Sesto

Internacional

Algo de mi… Adiós Camilo Sesto

Algo de mi… Adiós Camilo Sesto

Mi historia con Camilo Sesto comienza en la infancia, años noventa, desde un cassette grabado desde otro cassette, un “Grandes Éxitos” escuchado muchos sábados de aseo, canciones que mamá cantaba a voz alzada mientras barre, cocina o plancha y que a mí se me van metiendo en un lugar extraño, bajo la piel, recuerdos de casa y amor. Imágenes que hoy ya tienen un tono sepia en mente.

Por esos años la sexualidad de Camilo era toda una especulación, se decía que “era hueco” que había tenido amoríos secretos con Miguel Bosé, que no se le conocían mujeres, que si habías escuchado bien la letra de “Piel de Ángel”

“Somos conversación predilecta

De gente que se cree perfecta

Somos de esos amores

Prohibidos a menores

Por ser como son

A escondidas tengo que amarte

A escondidas como un cobarde”

Piel en Ángel en vivo

Y yo creía y sigo creyendo que es la declaración homosexual enclósetada más valiente y hermosa que he escuchado jamás, quizás ese subtexto expuesto sólo en canciones fue lo que me conectó tanto con él y con su verdad secreta. Sesto tiene esa magia que sólo tienen los grandes, una de las voces más potentes de habla hispana, una mirada profunda amorosa, fragilidad, belleza y nostalgia de tiempos que no viví, de cuando los cantantes eran superestrellas que generaban delirio y conmoción.

De ahí en adelante sólo lo vi envejecer con una piel lisa, brillante y estirada. Un par de sus canciones siempre estuvieron ocultas en algún mp3, cd, lista de reproducción bajo el nombre de “canciones de mamá” y cada vez que salían a la luz encontraban voces y emociones vivas para darles calor.

Como creo que la vida es fantástica y por esas cosas increíbles de la vida, el año 2017 tuve la oportunidad de verlo en el Movistar Arena absolutamente gratis. Yo trabajaba cortando tickets y desde una ventanilla veía como sus fans incondicionales llegaban con gorros, corbatas, cintillos y pancartas para el gran Camilo. Cuando ya el show había comenzado yo tenía pase Vip a la ubicación frente al escenario y Sesto estaba ahí frente a mí. Me agarro una emoción mezclada con tristeza, vi a ese hombre que marcó tantas vidas parado en un escenario, era alto, muy delgado, con un rostro impactante, con el pelo que siempre lo caracterizó (seguramente un peluquín) y con el micrófono en mano cantando lo que podía. La voz ya no le daba más pero él lo daba todo, sus músico eran alucinantes y sus coristas lo apoyaban en todo momento. Él cantaba con la pasión encendida, a ratos daba la sensación que sus cuerdas vocales iban a quebrarse. Fue fuerte, decadente y hermoso, me fui de ese concierto con la certeza de ver morir al artista en el escenario, dejando los pies, el alma y el último hilo de vida.

Concierto Chile 2017

Éste sábado 7 de septiembre me enteré en medio de una disco gay de su muerte y algo se me revolvió adentro, me quedé en silencio un rato y seguí. La última canción de la noche fue “Morir así es morir de amor” y todo se volvió una performance urbana, un coro humano retumbaba en las paredes y todos sonreían. Ésta mañana caminé por los galpones de Franklin y entre los recovecos llenos de objetos preciados las canciones sonaban desde todas las direcciones, la gente cantaba mientras caminaba y seguía con su vida. Me sigue pareciendo hermoso, los actos psicomágicos hablan en forma de símbolos todo el tiempo…

Dramaturga

Click para comentar

Debes estar logueada para comentar Login

Leave a Reply

Más en Internacional

Arriba