Aborto y Matrimonio Igualitario? Que no te engañen!

Hace un par de semanas, nos bombardeaban los medios de comunicación – los que refieren a temas LGTBIQ+ – con múltiples titulares sobre el ineficiente programa de contingencia lanzado por el ministerio de salud ante la epidemia de VIH y ETS que existe en el país que nos dejaba completamente fuera a las lesbianas. Luego de este actuar misógino y machista, nos enfrentábamos a la aprobación del aborto en tres causales lo que, lejos de ser motivo de celebración huele más a premio de consuelo ante la negativa de las derechas sobre sacar el discurso religioso y a la iglesia de la legislación del país.

Hoy, como si fuese poco el circo que están haciendo con los derechos de algunas personas, nos enteramos que en este tan aclamado y prometido proyecto de matrimonio “igualitario” en realidad de igualitario no tiene nada. A pesar de que por un lado nos permitiría a parejas del mismo género contraer el vínculo del matrimonio, la ley deja fuera no solo una sino varias aristas de la maternidad y parentalidad de aquellas parejas. Me refiero a que en esta ley por ejemplo, es confuso y poco claro como considera –si es que siquiera lo hace- a los hijos existentes bajo una homoparentalidad previa al matrimonio.

Por otro lado, si ocurriese que une de les des padres/madres biológicos falleciere, el otro no tendría derecho alguno a la tuición y cuidado personal de les hijes (Quedando a criterio de un Juez la decisión final-siempre dependiendo de un tercero al final). Lo mismo ocurre en el caso de divorcio/separación , como les padres/madres no biológicos no tienen derechos/deberes sobre/con les hijes nacidos previos a esta ley, si la separación ocurre en malos términos (sobre todo con madres/padres manipuladores ), el padre/madre no biológico no tendría manera alguna de mantener visitas/contacto/etc. con les hijes si el otre no quiere otorgárselos. Finalmente existe poca claridad sobre la adopción de parejas homoparentales y lesbomaternales

Es importante que todes entendamos que el matrimonio que nos propone este proyecto, dista bastante de la igualdad con el vínculo contraído entre heterosexuales, lo cual además de vulnerar los derechos de nosotres -algún día quizá- esposas o esposos, vulnera en profundidad los derechos de les más importantes de les involucrades en el asunto: les niñes. Nadie tiene porqué quitarle a un niñe el derecho de ver a su padre/madre solo porque el estado nos ha negado históricamente el derecho a casarnos. Para un niñe el dejar de ver a su figura de apego (padre/madre) y todo lo que ese proceso implica puede fácilmente ser traumático, mientras que podría ser totalmente evitable.

Es cierto que de cierta forma es un avance que estos temas se estén planteando legislativamente y que existan estas discusiones, pero no por eso vamos a contentarnos con la primera opción que nos entregan: ahora es cuando les mostramos que estamos mucho más empoderados y exigimos que si las cosas se van a hacer, que se hagan bien y no a medias. Porque si ya hemos esperado todos estos años por nuestros derechos, entonces podemos darnos la oportunidad de exigir alguna vez ser realmente iguales a todo el resto de los que si tienen permitido el que al parecer hoy se ha convertido en el lujo del matrimonio.

Acerca de Mai 22 Artículos
22 años. Escritora lesbofeminista desde los 13, estudiante de psicología de tercer año en UAHC, amante de la libertad de expresión y la diversidad.

Sé la primera en comentar

Comenta!